Los 5 tipos de Delegadores.

    Me acabo de dar cuenta que me esfuerzo en cumplir con lo que planifico pero que esta productividad no es personal, esto es, que no depende en su totalidad de mí. Al ser trabajador asalariado mi tiempo productivo depende de las necesidades y urgencias de otros.

“Si no estás cumpliendo con tus propios tiempos de productividad, es que trabajas para otros”

    En mi caso, cogiendo como modelo la matriz de Eisenhower, las tareas importantes y urgentes prefiero realizarlas yo. El resto de tareas,  en las ocasiones que puedo, me permito delegarlas en otros, no “sólo” para liberarme sino para realizar con éxito otras tareas que han sido delegadas en mí.

 ¿Tú sabes delegar bien? Todo el mundo puede delegar, pero delegar bien no es fácil. 

    Hay tareas en las que se hace imprescindible el delegar, pero como casi todo en esta vida, también se tiene que aprender a delegar. A delegar bien. Asegurarse que la persona que os delegue un trabajo os deje la información necesaria que va a requerir para su realización.

 El caso es que en este incesante chorro semanal de tareas por delegar y tareas en mí delegadas, he descubierto los siguientes patrones que definen a la persona que delega mal en otro:

  1.  Tipo Prisas.
  2.  Tipo Desordenado.
  3.  Tipo Fortachón.
  4.  Tipo ComplaceSinControl.
  5.  Tipo Perfecto.

1 – Tipo Prisas.

In-a-rushLe reconocerás porque es el tipo agobiado de la oficina. Se  acercará a ti con mucha rapidez y en línea recta porque ha decidido que vas a ser tú la persona que continúe con su trabajo (o como le llama él, echarle una mano).

  • Habla con nerviosismo y actúa con prisas en todas sus funciones.- Son gente estresada que no tienen control sobre su tiempo con lo que hacen todas las tareas con nerviosismo y deseando ser rápidos para que les cunda mas. Hacen también con rapidez el resto de tareas: hablar por teléfono, caminar apresuradamente, comer, etcétera.
  • Se intentan adelantar a acontecimientos poco posibles.- Te hacen trabajar, invirtiendo un tiempo innecesario, en posibles próximas acciones que pueden que no ocurran. Van por la oficina mandando nuevas tareas “porsi”. Porsi el cliente quiere modificar tal apartado, porsi el cliente desea saber los precios para el próximo año, por si el cliente desea añadir tal clausula,…… Esto hace que el tiempo planificado en el proyecto inicial se expanda por tres veces.
  • Delegando sin aportar información.- Son personas que tienen mucha prisa durante toda su jornada y que no quieren perder tiempo contigo al delegarte una tarea.
  • Toman decisiones de forma apresurada y sin calcular las consecuencias.– No hace una planificación previa de lo que quiere obtener porque su meta es hacer “algo” en el menor tiempo posible.
  • Le gustan las cosas realizadas con prisas.- Lo único importante no es el resultado, sino que ya está hecho . Y punto. (aunque quizá no finalizado).
  • No soportan la demora. Quieren un compromiso exacto de cuándo va a empezar una reunión y no soportan la lentitud de los demás.
  • No son flexibles en acomodar sus prioridades a la hora de delegar.– Que a él le corra prisa significa que tú no debes priorizar tu trabajo, sino que debes hacer lo que te acaba de dar. Hacerlo y rapidito.

 

2.- Tipo Desordenado.

algore_desktopNosotros hemos hecho un esfuerzo en organizarnos, en cumplir todas nuestras tareas y en adquirir solo compromisos viables, y justo nos delega tareas el tipo que es todo lo contrario a nosotros. De manera simple delega sobre nosotros pasándonos unos papeles que tenía almacenado o reenviándote todoslos correos que le han dirigido a él.

           ( Imagen de Loogic.)

  • En su vocabulario abunda expresiones del tipo:”No se cuando lo voy a hacer”, “Lo intentaré pero no aseguro nada”.
  • Le supone un gran esfuerzo empezar a hacer algo o permanecer gran tiempo sobre una tarea.
  • Realizan multitarea parcial: saltan de una tarea a otra sin terminar ninguna fasede ninguna.
  • No termina nada de lo que empieza.
  • No prioriza tareas. En su lista de cosas por hacer tiene tareas de distintos tiempos de realización y prioridad.
  • No sabe con qué tarea ponerse en cada momentoA qué tarea le va a dedicar su tiempo.
  • Abunda las tareas pendientes por hacer porque no ha decidido cual es el “mejor ” momento para hacerlas.
  • No está conforme con cualquier resultado de su trabajo.
  • No hace tareas grandes porque está buscando un gran periodo de tiempo para hacerla de una sola vez. No fracciona las tareas de cada proyecto.

Cuando vayas a delegar una tarea en un colega, asegúrate que le estas pasando la información veraz que necesita para poder realizarla sin necesidad de estar tú presente haciendo la supervisión.

 

3.- Tipo Fortachón.

    Éste es el tipo de delegador que más miedo me da.

   carpetas12A diferencia de otros delegadores que te sueltan el trabajo y se alejan, el delegador fortachón varias veces contacta contigo a lo largo de tu trabajo para ver cómo vas y te consiguen minar la moral.

    No todos los proyectos consumen el mismo tiempo ni requieren de la misma atención. El mismo proyecto realizado por dos personas no consumen el mismo tiempo                                                  ni las mismas energías.

    El delegador fortachón es el que te delega un proyecto que estimas que va a llevar por ejemplo cinco días y que te pide que lo hagas ya porque “el lo haría en una única mañana”.

  • No le gusta descubrir sus sentimientos.
  • La sensibilidad es un signo de debilidad.
  • No soporta actitudes paternalistas porque no las necesita. Sabe de sobra cuidarse solo.
  • Intenta abarcar todo aunque perjudique su salud.
  • Rara vez delega o pide ayuda porque lo considera síntoma de debilidad.
  • Es una persona muy activa y de una gran productividad.
  • Tiene la estima muy alta y gran confianza en sí mismo.
  • No necesita comodidades ni atenciones de otros para encontrarse bien.
  • Piensa que o bien lleva mucho tiempo realizando su trabajo o que lo realiza demasiado bien como para que pueda aprender de alguien algo nuevo.
  • No le importa que los demás se apoyen en él porque es capaz de llevar cualquier volumen de trabajo.
  • No le asustan las contrariedades e imprevistos.

4.- Tipo ComplaceSinControl.

 Dentro de los tipos de delegador que he encontrado por las oficinas, vamos a estudiar al delegador que seguro circula por tu oficina: el tipo ComplaceSinControl. Éste es el delegador que más fácil se le reconoce.

lider paternalista    Suele coincidir que es uno de los tipos más afables y simpáticos de la oficina. Como no discute (porque no le gusta) y apenas se enfada, todos los “marrones” aparcan sobre su mesa porque no tienen temor a que monte algún jaleo. Como no puedo dar salida a todo su trabajo, delegará en ti trabajo que tú por cualquier motivo no hubieras aceptado.

  •  Necesita que los demás estén siempre bien con él. Necesitan caer bien a la gente.
  • Ante cualquier presencia de conflicto, él cede fácilmente.
  • Evita la discusión.
  • Evita los rumores para no perjudicar a nadie.
  • Nunca impone su criterio.
  • Ayuda a los demás aunque no tenga ganas para evitar que se puedan enfadar con él.
  • Evita crear conflictos con los demás.
  • Evita cualquier situación que pueda molestar a alguien para no generar problemas.
  • Es excesivo en exceso cuando le haces un favor.

Realmente le ves tan buen persona, que te sabe mal el tener que decirle que no. Seguro que conocéis a alguien así y que no os encontráis con ánimo de negarle un favor.

¿Y si hubiese en tu departamento dos tipos así, tan bonachones? ¿Harías el trabajo de ambos dos?. Ármate de tu máxima asertividad. ¡¡Di no!!!.

 

5.- Tipo Perfecto.

Llegamos al último tipo de delegador que yo he encontrado en toda oficina: el delegador perfecto.

medium_2576040334Perfecto no porque sea el mejor individuo que te vas a encontrar para que delegue en ti. Que va. Lo del mote (irónico) de perfecto es porque ya puedes hacer su trabajo lo mejor que puedas, ponerte en su lugar y pensar como lo haría él para que no te ponga ninguna traba. Será inútil. Por mucho empeño que pongas, nunca llegarás a tenerlo finalizado con el nivel que él hubiera obtenido. Te va a soltar alguna sentencia del tipo “Yo lo hubiera hecho mejor”, “yo te pedí otra cosa” o “¡lo podías haber hecho mejor!”

Descompongamos las características de este tipo.

  • Nunca está satisfecho con los resultados. Piensa que él con un poco mas de esfuerzo, lo hubiera hecho mucho mejor.
  • No duda en decir delante de todos que el trabajo por el que te has esforzado y por el que te han felicitado, aún podría haberse mejorado con las ideas que él aporta.
  • Cuando le preguntas sobre cómo él haría un trabajo, te responde abiertamente sobre todo lo que tienes que hacer para mejorarlo aunque implique que le tengas que dedicar a esta tarea el triple del tiempo que tenías planificado. No le discutas.
  • No les gustan que le rebatas una idea. Su opinión está por encima de que haya otra forma de realizar un trabajo.
  • Si descubre que has hecho algo distinto a lo que él te había aconsejado, el delegador se molesta.
  • Es de la opinión que no está valorado lo suficiente por el valor que aporta el tenerle en un equipo.
  • En su afán de demostrar que domina la profesión que ejerce, cualquier explicación la cargará de tecnicismos y términos anglosajones para demostrar su sapiencia ante los otros.
  • Ante cualquier nueva tarea que no domine, investigará antes de preguntar, para poder llevar la tarea a buen fin.
  • Es una persona que sabe de viejos y buenos trucos para ejercer su profesión pero que es reacio a adquirir nuevos hábitos porque los ve poco útiles. Son del tipo que siguen prefiriendo enviar un fax al cliente que enviárselo escaneado por correo.

Mi conclusión es que el delegar no se basa en pasar los papeles que tienes encima de la mesa a otro compañero.

Delegar es la actividad que permite:

  • Que la nueva persona que afronta el trabajo disponga de todas las herramientas e información para llevarlo a cabo.
  • Si hemos delegado un trabajo en otra persona, es porque

* esa tarea hay que hacerla pero a nosotros no nos aporta nada, o

* esa tarea tiene un plazo de ejecución comprometido. La tienes que delegar para que a la tarea se le dedique el tiempo que requiere. Recordamos que si la tarea la hubieras seguido llevando tú, estarías haciendo algo prohibido: el realizar multitarea. Estarías “picoteando” en ésta y otras tareas y, seguramente, no tendría un mínimo de calidad.

Delegad siempre que podáis (y os lo permitan).

Yo ya soy un buen delegador porque han delegado mucho en mí y en cada trabajo he aprendido nuevos trucos y esquemas para hacer mejor mi trabajo. Tambien he aprendido mucho cuando he delegado una tarea y me ha regresada ejecutada por otros: puntos de vista que yo no había considerado, esquemas de la vida de un producto en lugar de largo párrafos explicatorios, información irrelevante o demasiado técnica guardada en anexos del documento en lugar de en medio del documento.

Delega y trabaja. Vive y Disfruta…………

 

Anuncios

2 pensamientos en “Los 5 tipos de Delegadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s