Productividad y Buen Rollo.

Uno de los métodos de organización, personal y profesional, más utilizado es GTD.

GTD se basa en una premisa muy simple: todo lo que deba ser recordado hay que mantenerlo fuera de nuestra cabeza para dejar nuestra mente libre para otras actividades. Esto nos permite poder dedicarnos por entero a la tarea que en este momento estamos haciendo. Hacemos esa tarea sin temor de olvidar otra. Esto lo podemos hacer porque tenemos confianza en nuestro método y por tanto tenemos la seguridad que todo quedará registrado en nuestro sistema. Conseguimos liberar nuestra mente y dejarla en el estado de “mente como el agua“.

 Bonito panorama, ¿verdad? Idílico.

El problema viene porque nosotros, gente normal,  no somos dueños por completo de nuestra mente y ésta nos dispara recordatorios cuando menos lo deseamos: si estamos en el trabajo, estamos preocupados si el niño tiene unas décimas de fiebre; si estamos en casa intentando disfrutar de la familia estamos pensando en la presentación que debemos hacer mañana ante nuestro jefe.  No es bueno hacer una actividad cuando se está pensando en otra; cuando sientes preocupación o inquietud en el periodo de tiempo que tienes puesta la atención (foco) en la actividad: alteramos la tranquilidad mental que buscamos.

Esto es una de las base del Mindfulness y de GTD: poner nuestra atención al contexto en el que te encuentras, de disfrutar del momento del ahora.

Aprendes y aplicas Productividad Personal con la esperanza de encontrar Felicidad en el caos y desorden que se forma a tu alrededor. Es difícil integrar métodos de productividad en tu vida sin plantearte cosas como meditación, atención, reflexión y control del estrés.  Comienzas a valorar que lo que ya tienes es suficiente para llevar una vida ordenada (Ley de Segal), sin necesidad de acumular “trastos” o “personas tóxicas”.

"Trastos"

“Trastos”

Amigo que no da...

“Gente Tóxica”

Entonces si emociones malas como estrés o preocupación lastiman nuestra productividad la situación contraria, las emociones buenas (la felicidad) nos deben hacer más productivos.

Pues sí, no hay duda: cualquier tarea hecha con cierto placer se hace mejor que estar continuamente lamentándose (aunque el lamento sea en voz baja).

¿Qué es gamificación sino aprender sin apreciar esfuerzo?

¿Por qué de los despertadores están desapareciendo el sonido de campanas para interpretar sonidos naturales (y relajantes) de la naturaleza?

¿Por qué los teléfonos fijos han incorporado un nivel de volumen?,

 ¡Para conseguirnos felicidad! Vivimos en la sociedad de la máxima felicidad y el mínimo esfuerzo.

Las siguientes son acciones variopintas de conseguirnos felicidad. Seguro que ya las sabéis pero muchos ya las habréis olvidado al “haceros adultos“:

  • Aprovechar el descanso para divertirse. Descansar del trabajo no significa no-hacer-nada. Tienes que hacer cosas que te gusten.  Dejar volar la mente: ¿desde cuándo no haces un avión con una hoja de papel y lo lanzas a volar? ¿Tu jugabas a la rayuela y desde cuando no lo has vuelto a hacer? ¿Con qué persona te gustaría estar ahora? Intenta dibujarlo en una hoja con detalle. Disfruta.
  • Hacer el gesto de sonreír. Cuando no tienes motivo para sonreír es cuando más lo necesitas. No importa que no tengas ganas: sólo con hacer el gesto de una sonrisa hace que el cerebro reciba tu deseo y descargue endorfinas.

   Descubre más de los beneficios de sonreír y de los tipos de sonrisa [pincha].

  • Ni salvas vidas, ni eres un imán para atraer problemas. Y es un alivio. Muchas veces andamos con prisas y con estrés por la vida. Nos sentimos cargados de tareas porque tenemos muchas “obligaciones”. Cada uno de nosotros tenemos nuestro ritmo y nos equivocamos al acelerarlo. Somos humanos: buenos en unas cosas y malos en otras.

  Cuando sientas agobio en el trabajo piensa en lo siguiente “¿Qué pasaría si ahora       no hiciera este trabajo?” La vida se encarga de hacernos bajar el ritmo cuando          estalla nuestro ordenador o nos pone en el camino una separación sentimental           dolorosa o una enfermedad. La vida es muy buena seleccionando TUS prioridades.

  • Vudú para la gente mala. ¡Que les caiga un rayo a la mala gente! Imaginar a quien te está fastidiando el día cayéndole un piano o cayéndose por todos los peldaños de una escalera muy larga nos ayuda a levantar el ánimo. No te sientas culpable por pensar una maldad de la gente; no pasa nada y es positivo (siempre que no quieras llevarlo a la realidad _/|\_ ). Después de visionar un ratito el dolor ajeno, ponte en el lugar de esa persona y empatiza con él para entender sus motivos.
  • Respira, tómate un pincho de tortilla y vivePequeñas acciones pueden conseguir gran felicidad. Levántate de tu puesto de trabajo y mira por la ventana. El simple gesto de levantarte ya te aliviará. Mirando por la ventana siempre pasa algo nuevo e interesante por delante de tus ojos.
  • Alimentación alegre. Aunque no sepamos que es el triptófano, el zinc, el magnesio y el cómo ayuda a aumentar nuestro nivel de serotonina, tú hazme caso: ingiere pavo, pollo, leche, queso, pescado, huevos, tofu, soja, nueces y semillas de ajonjolí y de calabaza, plátanos, legumbres, verduras y germen de trigo.
  •  Invéntate un chiste. Nada sabe tan bueno que la misma comida que tú mismo te haces. Conviértete en guionista de chistes sin llegar a ser pesado. ¡Todo son ventajas!: si inventas un chiste divertido conseguirás alegrar a otros y repercutirá en tu propia felicidad. Si por el contrario, has encontrado un chiste malo donde es difícil que la gente sonría…… ríete de ti mismo y de tus ocurrencias.
  • Baila y canta. Afloja tu corbata, despéinate y descálzate y hazlo cómo si nadie te mirara. Recuerda cuando llevabas el pelo largo y “mueve tus caderas cuando todo vaya mal” (Yeah!!)

Todo esto te dirán que es hacer el tonto y  ser una persona poco sería (y por tanto poco profesional y de escasa confianza) pero aquí es donde les argumentas que lo haces por todo lo contrario: que es para recargarte de energía, que te permitirá ser más productivo y, por tanto, desempeñar mejor tu trabajo y que ser latino implica haber descubierto la gamificación antes que los americanos.

Bernard Shaw, “¡El hombre que está siempre serio en esta vida demuestra que no ha comprendido nada de nada!”

 Ea. Os mando deberes para esta semana: tenéis que detectar las “pequeñas” cosas que os dan felicidad; puede ser comer chocolate, echarse una partida de videojuegos, dibujar,…. Esas cosas os serán válidas y útiles para incorporarlas como medida de descanso en vuestro trabajo cotidiano.

Y si queréis compartir qué actividades aplicáis vosotros para conseguir estar en un reducto de felicidad por un momento, yo prometo estarte agradecido.

Anuncios

11 pensamientos en “Productividad y Buen Rollo.

  1. Hola Antonio! Cómo me ha gustado tu post.
    Pues, en mi caso, para conseguir estar en un reducto de felicidad, me esfuerzo por mantener la atención en el presente, pero hay que ver cómo me cuesta a veces!!
    Llevar una agenda, en la que anoto las cosas pendientes para sacarlas de mi cabeza, y practicar yoga diariamente, me han ayudado mucho a mantenerme centrada y tranquila.
    Un abrazo!

    • Gracias Olalla por dejar tu respuesta.
      Has dicho algo muy importante: atención en el presente, en el ahora. Muchos de mis problemas siempre han venido por preveer lo que me podía venir al cabo de una semana y el prepararme para todo ha hecho que estuviera en un estado de alerta de continuo y es que, además, la mente cuando tiene varias opciones siempre piensa que le va a suceder la peor !!!.
      El yoga es una de mis asignaturas pendientes para calmarme un poco. He encontrado más concentración mirando 5 minutos por la ventana o aislándome en una sala pintarrejeando en una hoja sucia que practicando yoga: me entretengo rápido y soy el terror de los yoguis !!. ;D

  2. Hola!!
    No puedo estar más de acuerdo con esa filosofía. Cuanto más feliz está uno, mejor trabajamos, mejoran nuestras relaciones sociales, estamos más guap@s, etc…..y en el trabajo, idem. Soy de las que pienso, que un problema técnico, al final, hora arriba u hora abajo, al final, se soluciona, pero, si uno está amargado, o mal, o hay problemas humanos en el trabajo, estamos perdidos. La productividad es directamente proporcional a sentirse bien y al buen ambiente laboral, y si ya te gusta lo que haces, es que ni te parece curro!!!
    Yo, la verdad, intento no saltarme los descansos, porque una mente fresca siempre piensa mejor…y desconectar, hacer cosas muy diferentes que te hagan olvidar lo que estuviste haciendo hace unas horas……
    Me ha encantado el post. Un saludo!!!

    • Hola Amapola…… Pues es que sabía que Productividad me daba Felicidad pero no había percibido lo contrario, que la felicidad nos hace más productivos. No hay trabajo más triste que los trabajos repetitivos que no nos aportan nada; por eso vemos a gente recogiendo la basura o barriendo o dirigiendo el tráfico mientras entonan un baile !!!. Para otros es un onza de chocolate, leer poesia,…. En mi caso darme un paseo o ponerme “mi” música es casi, casi, infalible.
      Un gusto siempre saber de ti………….
      Saludos,

  3. Hola! Hace muy poquito que creé mi Blog y te conocí por medio de una nota hecha por el autor de Análisis Realista. Realmente me gusta mucho la manera en la que escribís y el contenido, todo muy claro. Concuerdo con lo expuesto sobre la felicidad y la productividad, Creo que al estar de buen humor la productividad no solo aumenta, sino que también lo que se hace sale mejor. Hay mas y mejores resultados. Gracias por recordarme el tip de la sonrisa. A veces uno sabe algunas cosas y se las olvida de poner en práctica.
    Yo he incorporado la respiración completa y lenta, para oxigenarme en momentos de estrés y me ha dado resultado. Al respirar tranquilos, el cerebro también capta que no tiene que reaccionar desmedidamente ante un estimulo determinado (atacar o huir), y de a poco logro relajarme. Son esas pequeñas cosas que uno puede hacer, como sonreír, y que tiene grandes resultados.
    Un saludo desde Argentina!!

    Adrián.-

    • Hola Adrián.
      Encantado que nos hayamos conocido. Con la sonrisa pasa igual que con la respiración: lo difícil es encontrar esos segundos antes de entrar en agobio y decirte: “Para. Voy a respirar y/o sonreir!!!” y si pasamos varios días agobiados por lo mismo es que algún cambio tenemos que hacer en nuestra vida o trabajo.
      Un saludo. Nos seguiremos leyendo…..

  4. Pingback: Productividad y Buen Rollo. | Making #love and ...

    • Esta es la vida: cosas buenas, cosas malas y “cosas” que no sabemos si serán buenas o malas hasta que avancemos en el tiempo….. Inventemos y descubramos nuestras herramientas para llevarlo lo mejor posible y evolucionar.
      Gracias Iván por dejar tu comentario.
      Un saludo,

  5. Excelente articulo, te encontré por FavStar de twitter y este articulo esta bastante bueno, obviamente intentare aplicar casi todo lo de la lista, en especial eso de “no salvas vidas”, siempre me cargo con problemas de otras personas y cosas así. Otra cosa es que voy a tener que empezar a meditar y todavía no se por donde empezar jaja
    En fin, buen blog, yo igual tengo uno y me encanta leer los demás. Ya tienes otro seguidor c:

    • Gracias Matias por tus excelentes palabras. Lee más blogs (como sé que estás haciendo) y valora el “no hacer nada” y “aprovechar” los descansos.
      Te deseo buena trayectoria en tu nuevo colegio !!.
      Saludos,
      AP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s